Central física versus servicios Cloud

Con la aparición de las líneas SIP (voz mediante internet) ha nacido una nueva herramienta de comunicación: las centrales virtuales basadas en el Cloud; esto es, en las sedes de los usuarios solo existen teléfonos y estos son conectados mediante internet a una sede central donde el operador dispone de unos equipos que gestionan las extensiones y las lineas de los usuarios.
Una variante de estas es la comunicación entre extensiones y central por GSM (móvil), en lugar de internet.
Estas soluciones estan basadas en el pago por uso; esto es, el cliente abona al operador una cantidad mensual por el uso de este servicio, hasta que se llega al final del contrato pactado (en caso de que ninguna de las partes reclame el fin del contrato, se puede renovar tácitamente).

Por otro lado las centrales físicas que se instalan en casa del cliente, son en realidad plataformas de comunicación (ordenadores basados generalmente en linux) y diseñados para trabajar 24×365; es decir, las 24 horas los 365 días del año. Admiten tanto lineas físicas (RTB, RDSI y primarios) como virtuales (SIP) pudiendo estar presentes ambas y ser compartidas por todas las extensiones (que al igual que en el caso del Cloud, pueden estar en la sede principal o fuera de ellas). Su programación no es tan rígida como las Cloud, por lo que permite ajustarse más a las necesidades del usuario y dispone de una variación más amplia de aplicaciones de terceros (tarificadores, CRM, etc) que en el caso de las Cloud.

Estas soluciones estan basadas en la compra del hardware, mediante pago al contado o diferido (renting, ICO, etc), por lo que una vez amortizado el pago del hardware solo se debe abonar los costes de tráfico y teniendo en cuenta que la vida media de una central es de 14 años, si se compara el importe abonado en ambos casos, la diferencia sale mucho más favorable a la solución de compra; aunque es cierto que para pequeñas empresas que no disponen de un elevado numero de extensiones y no disponen de estructura (cableado), la primera de las soluciones puede ser una ocpión más que interesante para ellos.

Para ambos casos PanaRet Telefonia tiene soluciones que le darán respuesta a sus necesidades de comunicación, no dude en contactar con nosotros a través de este enlace.

Lineas RDSI y RTB (analógicas), el fin de una muerte anunciada.

El mercado de las comunicaciones ha sufrido en los últimos años drásticos cambios debidos a entre otros:

  1. Cambios en las necesidades de los usuarios.- los usuarios requieren además de los servicios de voz, servicios complementarios: acceso a internet, correo electrónico, audio y vídeo conferencias, televisión, que ha hecho aumentar exponencialmente la demanda de tráfico de la información.
  2. Interés de las operadoras en el despliegue de fibra óptica.- Para poder dar servicio a las demandas del mercado, las empresas que operan en el mercado de las comunicaciones, han desplegado su red basada en fibra óptica, por lo que actualmente deben mantener dos estructuras de servicio: las basadas en par de cobre (líneas analógicas y RDSI) y la de la fibra óptica. Ello conlleva a un gasto importante en mantenimiento de las mismas, sobre todo de las primeras, al ser mucho más antiguas.
  3. Cambios en el marco legal.- La Comunidad Económica Europea, en la directriz 25/01 del 2013, “reconoce las ventajas socioeconómicas de la banda ancha y pone de relieve su importancia para la competitividad, la inclusión social y el empleo”. Lo que le lleva a implantar unas ayudas a los estados miembros con el fin de acelerar la implantación de las redes de fibra óptica en sus estados miembros.

El despliegue de la nueva red de fibra óptica trae consigo abandonar progresivamente la tradicional red de cobre. Y, por tanto, cerrar alguna de estas centrales. En España hay unos 6.500 edificios de centrales. Desde el año 2014 se están produciendo lo que se llama “cierre de centrales” por parte de Telefónica si bien en realidad no se cierran realmente, solamente se deja de dar servicio a las líneas basadas en el par de cobre (analógicas y RDSI) y manteniendo los servicios basados en las líneas móvil y fibra óptica.

Diagrama de previsión de cierre de centrales públicas

A nivel de empresa cabe destacar que los costes de comunicaciones de la voz, son mucho más económicos a través de internet que por las línea convencionales de cobre; dándose el caso de si es necesario el cambio de centralita telefónica en la sede de la empresa, los costes del renting por la implantación de la nueva central se equiparan con el ahorro en tráfico y cuotas mensuales de las líneas.

Además las líneas VoIP (voz sobre internet), permiten a los usuarios otras facilidades, tales como traslado físico de extensiones (poder disponer de una extensión fuera de la sede principal, con el único requisito de disponer de un acceso a internet. En este caso la extensión es como si estuviera ubicada dentro de la sede principal). Traslado físico de líneas con mantenimiento del numero, disponer de líneas en el extranjero sin tener que disponer de sede (sujeto a la legislación del estado en que se quiera ubicar el numero), etc.

Si desea información mas detallada de como le puede afectar y que ventajas, además de l ahorro económico,  le repercute la migración a las líneas VoIP, puede solicitarlo a través de este enlace y gustosamente le atenderemos.

A %d blogueros les gusta esto: