Líneas analógicas y RDSI, Crónica de una muerte anunciada

Queremos realizar un extracto de la publicación del artículo editado por la Comisión Nacional del Mercado de las Comunicaciones de fecha 1 de febrero del 2016, relacionada con el cierre de centrales de Telefónica, en lo que respecta al par de cobre.

Telefónica esta interesada en dejar de explotar la red de cobre en aquellas áreas atendidas ya por las nuevas tecnologías de fibra óptica, para no tener que mantener ambas infraestructuras.

Es importante resaltar que de hecho no se cierra nada, únicamente CESA el uso de los accesos de par de cobre de dicha central donde ni Telefónica ni los demás operadores podrán hacer uso de los mismos, aunque si los accesos de fibra óptica y antenas de telefonía móvil.

Según la CNMC (datos del segundo trimestre del 2016) existen más de 27 millones de líneas de fibra óptica que llegan a los hogares y empresas de España.

El despliegue de la nueva red de fibra implica el abandono progresivo de los usos del tradicional par de cobre y por tanto el cierre paulatino de las centrales afectadas.

Este cambio tecnológico comporta la adaptación/sustitución de las antiguas centralitas basadas en líneas RTB o analógicas y RDSI, por plataformas de comunicación basadas en voz sobre internet VoIP y en centrales virtuales aprovechando la red 4G de telefonía móvil.

Si desea información sobre las plataformas VoIP o las centrales virtuales, pulse este enlace

A %d blogueros les gusta esto: